Historia

 

La carrera de historia fue fundada en los años sesenta como licenciatura por Jaime Jaramillo Uribe. A finales de la década de los setenta fue cerrada y trasladada a la Universidad Pedagógica Nacional, y, sin embargo, el departamento siguió funcionando como servicio académico para otras carreras y como núcleo de la Maestría en Historia.

 

Finalmente, el programa de pregrado resurgió, abrió de nuevo sus inscripciones en 1990 y empezó a funcionar para el primer semestre de 1992; ello fue posible gracias a diversos gestores y organizadores, entre ellos, Medófilo Medina, Abel López y Bernardo Tovar. En su momento la carrera se acogió a las nuevas políticas de la universidad, que planteaban el carácter de disciplina, e implementó así mismo los programas de posgrado y, a partir de 1996, el de doctorado.

 

Definición y objetivos

 

La Historia es la rama de las Ciencias Sociales que estudia y analiza el pasado del hombre y los procesos de cambio social a través del tiempo y del espacio. Estudia los acontecimientos ocurridos, sus causas, su desarrollo y consecuencias. Los hechos no son hechos aislados sino que aparecen relacionados en espacio y tiempo, reciben el influjo de características geográficas y a su vez forman parte de las causas de futuros eventos.

 

Los estudios profesionales de Historia constituyen una respuesta a la creciente necesidad de avanzar en la profesionalización de la disciplina tanto a nivel de investigación como de enseñanza, al ensanchamiento del campo investigativo, y al notable interés que ha despertado recientemente la literatura histórica; además, ellos reafirman el trabajo historiográfico docente. Entre sus objetivos puntuales están:

 

  • Formar profesionales con capacidad de investigación, de enseñanza y difusión del conocimiento histórico.

  • Proporcionar los fundamentos de una formación científica que contemple el estudio de procesos universales, continentales, nacionales y regionales; y contribuir a la recuperación y preservación de la memoria histórica del país en sus diversas manifestaciones.

  • Impulsar el trabajo y la investigación interdisciplinaria, y forjar un espíritu crítico para el estudio y análisis de la producción historiográfica.

 

slide
slide